¿Existe la Luna cuando nadie la mira? Realistas vs Antirrealistas (II)

Publicado por Ezequiel L

Continuación de https://nohaycloacas.wordpress.com/2014/12/02/existe-la-luna-cuando-nadie-la-mira-realistas-vs-antirrealistas-i/

Veamos ahora cuál es la cuestión en el otro lado:

La Interpretación Realista

Einstein, como realista, rechazaba todos y cada uno de los reclamos anteriores y los reemplazó por unos de su cosecha.

-Reclamo Realista 1:

Una realidad objetiva existe al margen de la existencia o no de los seres humanos y de sus conocimientos.

Los filósofos se refieren a este reclamo como “reclamo metafísico”. De acuerdo con esto, una cosa puede existir aunque los seres humanos no conozcan su existencia. La cuestión de si algo existe realmente existe en una realidad objetiva se convierte en una cuestión “ontológica” (es decir, referido a la realidad). La cuestión sobre la percepción de la existencia de algo pasa a ser “epistemológica” ( es decir, referido al conocimiento). Einstein sostenía que era un grave error confundir cuestiones ontológicas con epistemológicas.

Él escribió:

[el científico] busca describir un mundo independiente de los actos de percepción.

-Reclamo Realista 2:

Es asunto de la física dar descripciones verdaderas de objetos que existen objetivamente como la Luna.

Los filósofos se refieren a este tipo de afirmaciones como “realismo científico”.

De acuerdo con Einstein, el entero propósito de la ciencia es llegar hasta detrás del fenómeno de datos experimentales y sus descripciones matemáticas hacia el mundo real que subyace bajo ellas. Como él señaló “La realidad es asunto de la física”. Él creyó hasta el final que el objetivo de la ciencia era descubrir la manera a la que el mundo realmente es , a pesar de nuestra, a veces contradictoria, percepción y concepción de él, y que la teoría cuántica ortodoxa no sólo había fallado al conseguir tal metal sino que también había abandonado prematuramente cualquier búsqueda.

Esta teoría realista de la verdad es opuesta a ciertas otras teorías de la verdad, por ejemplo el llamado “pragmatismo” o “instrumentalismo”, teoría acorde a que una proposición es aceptada como verdad si y sólo si es útil aceptarla. Muchos otros oponentes antirrealistas de Einstein parecían haber adoptado una posición pragmática. Ellos sostenían que las teorías físicas, como la mecánica cuántica, debían ser consideradas como verdaderas con el sólo propósito de que su descripción matemática de un fenómeno cuántico proporciona un instrumento útil para la predicción y la explicación.
Niels Bohr, en particular, parecía tener pensamientos sobre la teoría cuántica en dicho sentido cuando escribió: “No hay mundo cuántico. Sólo hay una descripición [matemática] abstracta.

-Reclamo Realista 3:

Las partículas microfísicas, como átomos y sus constituyentes, y los objetos macrofísicos, como la luna, pueden existir sean o no observados.

Exactamente en palabras de Einstein: “ Una posición espacial (relativa a un sistema de coordenadas) es atribuída a , digamos, la luna en un tiempo definido, independientemente de la cuestión de si se están haciendo medidas de esta posición o no.

El realismo de Einstein (metafísico, científico y semántico) fue, y aún es, compartido por un gran número de otros grandes físicos como : Max Planck, Erwin Schrödinger, Louis deBroglie, y , mucho después, David Bohm. En la visión de Einstein, las creencias antirrealistas de físicos que adoptaron la interpretación de Copenhague parecían estar basadas más en la fe que en la evidencia. Como señaló , despectivamente:
La tranquilizadora filosofía – ¿o religión? – de Heisenberg-Bohr está ideada con tal delicadeza, que por el momento, proporciona una confortable almohada para el verdadero creyente de la que no puede ser fácilmente despertado. Así que dejemos que descansen ahí.

Entonces, ¿en qué demonios creemos?

Bueno, uno puede pensar que si la existencia de la Luna está directamente relacionada con nuestra acción como observadores, podríamos perfectamente construir un dispositivo ( una cámara por ejemplo) para observar la luna “sin” observarla. O podríamos pensar que si la Luna no existe si no la miramos, ¿por qué todo el mundo la ve en el mismo sitio en el mismo instante? O más sencillo, podríamos pensar que casi siempre alguien estará mirando la Luna, así que ¿no debería parar de existir no???

Si pensamos como un científico que filosofa sobre el asunto, podemos contestar a este tipo de preguntas de la siguiente manera: nosotros podemos albergar en nuestra naturaleza humana, en nuestra mente, cierto tipo de ideas como lo azul que es el cielo por defecto. Y podríamos vivir nuestras vidas, haciendo y pensando de todo manteniendo eso en mente: si todos estamos de acuerdo en el azul del cielo, estaremos de acuerdo en el azul del mar y sabremos si es mediodía o por la tarde, nublado o soleado, verano o invierno. Análogamente, podríamos tener algo llamado Luna en nuestra mente, es perfectamente posible, tener ese algo como una referencia en el cielo, tal vez la representación de un reloj interno, ¿por qué no?, y podríamos observar cómo el tiempo avanza durante la noche o durante el mes. Quizás hemos “introducido” este “defecto”, por llamarlo de alguna manera, de la manera de percibir de nuestra mente en la construcción de nuestros dispositivos, como las cámaras. Y de esta manera, todo los seres humanos están “programados” para ver la Luna en el mismo lugar en el mismo instante tal y como la gente de un coincide en el azul del cielo en ese momento.

Bueno, ya tenemos suficiente, ¿cuál es el maldito truco en todo esto??! Empezó todo el Universo a existir cuando el primer considerado humano apareció?? Podemos aplicar este asunto de la Luna para todas la cosas?? Si todas las cosas están hechas de partes que no podemos ver como los átomos, puede decirse que algo existe? Pues en mi opinión, vivimos en una realidad epistemológica, nuestra mente, y la conexión con otras mentes a través de la comunicación ha construido esta realidad que aceptamos como verdadera, con una Luna, un café y un coche.

Todo lo que podemos obtener es información de un agente externo, y la única cosa que podemos hacer es tratar esa información, de la misma manera que no podemos saber si todos llamamos al mismo color con el mismo nombre.

¿Y qué pasa en cuanto la Física Cuántica? Bueno, no podemos ver un objeto átomo por átomo, con nuestros ojos desnudos, y cada átomo está casi vacío, pero podemos ver el objeto porque podemos ver una cualidad macroscópica de un número gigantesco de objetos microscópicos. La Física Cuántica apareció para explicar una realidad microscópica en una manera que pudiéramos entender los datos experimentales, basada en el hecho de que necesitamos interactuar con algo para conocer sus propiedades y esto es muy problemático en esa escala, estamos intentando arreglar un coche con una herramienta de tamaño coche, así que tal vez no tenga sentido extraer una filosofía de aquí, a pesar de que la teoría física sea correcta hasta este punto. De la misma manera podemos resolver problemas pensando que la Tierra es plana, porque es lo que sentimos localmente en nuestro entorno más cercano, pero en una escala mayor necesitamos algo más que las Leyes de Newton.

Conclusión: Demasiada filosofía para una teoría tan pragmática.

zkielphy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *