El buen rollo del AOR y muchas cosas más.

Publicado por Nacho S

Believin 

Quizás en estos instantes, más de uno y de una se estará preguntando: ‘¿Pero qué cojones es eso del AOR?‘. No os impacientéis que ahora mismo os lo explico y daréis buena cuenta de que no se trata de un género nuevo para vosotros, queridos y queridas lectores de La cloaca, sino que lleváis toda la vida teniéndolo de cierta manera presente en vuestras vidas. Y es que el AOR (Adult Oriented Rock) lleva existiendo desde los años 70. Ni más ni menos.

Tal vez si menciono grupos como H.E.A.T. o Danger Danger la duda seguiría asentada en muchas mentes, pero seguramente si comento que, por ejemplo Bon Jovi, sería un acertado ejemplo de este género, ya empezaríamos a afinar la diana en vuestro espectro musical.

Pues sí amigos, el AOR es ese subgénero del Hard Rock que ha conseguido traspasar las barreras mentales de las personas más alejadas del mundo del rock y del metal. Estoy convencido que todos conoceréis a alguna persona que se distancia de ese mundo de guitarras distorsionadas y melenas al viento pero al que seguro habéis oído tararear el ‘It’s my life’ de Bon Jovi en alguna fiesta y al que también probablemente emocionó, con el ‘Don’t Stop Believing’ de Journey, el final de Los Soprano.

A lo mejor incluso esa persona eres tú (!).

El AOR es el subgénero del rock duro para todos los públicos: Las guitarras bajan su distorsión, los bateristas se olvidan del doble bombo y las letras se alejan de temas polémicos y controvertidos. La parte buena: Los cantantes suelen tener una voz clara y unos registros cojonudos, los estribillos son pegadizos y transmiten un rollito positivo que te cagas, los solos de guitarra suelen ser sencillos pero impecables y se hace buen uso de los sintetizadores que tanto empezaron a molar en aquella época. Rock sin asperezas para todo el mundo.

Cabe destacar también que es el género del rock donde más mujeres veremos en los conciertos, y eso es algo muy apreciable para las personas que siempre echamos en falta mayor compañía femenina en el mundillo, ¿verdad?.

maxresdefault

Empezaré a hacer una pequeñita pero ilustrativa lista de grupos y canciones de AOR que merece la pena conocer. Además comenzaré saltándome la definición que os he dado antes. Y digo que me la salto porque a los H.E.A.T. les da igual haberse formado en el siglo XXI. Estos suecos querían hacer AOR en nuestros días y vaya si lo hicieron. Recomiendo fervientemente los discos donde cantaba Kenny Leckremo, que vienen a ser el Freedom Rock (2010) y el ST (2008). Ilustro con temita:

A los que el ‘Don’t Stop Believing’ dejó con más ganas de conocer a Journey os traigo otro tema bien conocidito de ellos. Además viene con el disfrute añadido de que podéis gozaros su videoclip ultraochentero y comentar con vuestras parejas y allegados cómo era posible pillar cacho en aquella época con esas camisas enseñando el pechito y con esas melenas con flequillo. Se podía. Y mucho. Los tiempos cambian amigos, afortunadamente podemos seguir entusiasmándonos con la música y transportarnos de una época a otra.

Viajamos a 1989, año en el que Danger Danger se estrena con un disco homónimo muy recomendable. Tras un inicio fuerte la banda se iría desdibujando en los posteriores años entre los cambios en su formación y los problemas legales que los acompañaban. Aún así han dejado himnos para la posteridad como este ‘Rock America’.

Momento de ponernos tiernos y pasar a una baladita. Formada en el 67, a los REO Speedwagon les fue bastante mejor que a los Danger Danger, llegando a vender más de 40 millones de copias y continuando en los escenarios a día de hoy.

Fijaos cómo será lo de la aceptación del AOR, que este tema de los Wig Wam representó a su país en Eurovisión en 2005, consiguiendo un noveno puesto en Kiev. Vale, tiene truco. Son noruegos y allí el rock y el metal tienen más aceptación (como ocurre en los demás países escandinavos también) pero aún así dice mucho del género. Os dejo la propia actuación en la gala.

Cierro la entrada con una banda de AOR británica llamada FM. La canción que os dejo encarna los valores clásicos del género con un estribillo positivo y pegadizo, con el uso de teclados y con la clara voz de Steve Overland.

Un consejo de los buenos: Unos cuantos temas de AOR introducidos aleatoriamente en la lista del reproductor MP3 os pueden alegrar el día y daros la energía que os faltaba. Palabrita.

nachomn1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *