‘Un español entre refugiados (II): la Historia sabrá juzgarnos’

Publicado por Antonio Muro

Para aquéllos que siguieron mi testimonio:

Con posterioridad a la detención del pequeño de 5 años le siguió toda la familia al completo. Tras días en la celda, la policía los trasladó de noche sin mediar palabra ni explicación (sólo imaginad por un segundo a vuestra familia en esa situación). Lo primero que pensaron es que aquel viaje nocturno sólo tenía un destino, la frontera Siria donde los abandonarían en medio de la nada. Supongo que los funcionarios turcos juegan con el miedo que inspiran en estas pobres personas y se valen de la tortura psicológica para manipularlos y extorsionarlos.

Posteriormente fueron llevados a otra penitenciaria donde tampoco se les informó de su situación ni destino. Como veréis, aún siendo jurista, no he mencionado ninguna cláusula o derecho que les perteneciera, ya que allí -al igual que en otros muchos lados del mundo- solo son papel mojado, donde ahora también tenemos que añadir a nuestra querida UE.

Hace horas los funcionarios les han anunciado que los soltarán y que pueden llegar a un trato, uno que les permitiría volver a intentar cruzar a Grecia; ya que entre ellos (los refugiados) ha empezado a rumorearse que no están deportando desde Grecia –cuán poderosa es la desinformación-.

Y es ahora cuando olisqueo el interés de estos mismos funcionarios o cerdos, que ven cómo a su idilio de corrupción y extorsión sobre el tránsito marítimo le va llegando su fin . No sólo traspasan fronteras legales y humanas que quedarían fuera de la imaginación de cualquier occidental, sino que aterrorizan mediante los medios más oscuros a personas inocentes con el objetivo de rapiñar lo poco que les queda… Algunos dólares y su dignidad. Mis amigos nos han preguntado que qué deben aconsejar a sus familias y lo único que hemos sabido decirles es “seguid huyendo, pero esta vez lo más lejos posible de la policía”.

Aprovechando la semana en la que nos encontramos y el fatídico día que fue ayer para todos nosotros, repetiré lo que dijo un tipo hace unos 2000 años: “por sus actos los conoceréis…” A esos musulmanes pacíficos que sólo buscan paz, a esos lobos turcos sedientos de miedo y dólares, como a los políticos europeos que se los han entregado, y desgraciadamente a todos nosotros que no hicimos nada.

La historia sabrá juzgarnos.

robercerero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *