‘Un español entre refugiados (III): No sois bienvenidos’

Tras mis primeros días en Sajonia-Anhalt he encontrado una sociedad totalmente polarizada, casi dicotómica. Un sociedad nativa que en las elecciones de la pasada semana eligieron como segunda fuerza política a la AfD, una formación de corte xenófobo y racista que recupera discursos que parecían perdidos en la oscura noche que supuso para Alemania los años treinta.

Nunca imaginé que encontraría una mayoría que exhibe públicamente su adhesión al Nacional Socialismo, el cual se esgrime contra la población refugiada. En paralelo, encuentro una amalgama de refugiados de diferentes procedencias (Siria, Níger, Eritrea, Afganistán, Kurdistán…) los cuales aún no han dado por terminada la pesadilla que les persigue desde sus lugares de procedencia,la cual para muchos dura ya más de 3 años.

A diferencia de lo que la lógica dictaría, en el país que les da asilo siguen siendo perseguidos e increpados en sus propias residencias (muchas veces quemadas), en las calles donde son escupidos o en la puerta de los colegios en los que ahora sus hijos reciben clases tras varios años, donde se les presionan para que no vuelvan al día siguiente.

¿Es un problema de los alemanes o de todos los europeos? ¿Debemos exigir el resto de ciudadanos europeos el cese de las hostilidades? ¿Tenemos la potestad? Y de fondo sigue retumbando, IHR SEID NICHT WILLKOMMEN. No sois bienvenidos

robercerero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *