10 Razones para ver Cloud Atlas

Publicado por Ezequiel L –

Cloud Atlas, o el Atlas de las Nubes como la han traducido en español, es una película que hay que ver muchos motivos. De una manera u otra se ha colado en La Cloaca, así que algo tendrá. No todos ellos son de gran peso, pero ahí van:

  1. Es dirigida por los hermanos Wachowsky, directores de Matrix, y al menos por saber qué ha sido de su evolución profesional post-Matrix ya merece la pena. Como era de esperar, encontramos muchos elementos comunes con Matrix, en trama, personajes y actores como Hugo Weaving (Agente Smith).
  2. La calidad, al menos a priori, de los actores:  Tom Hanks, Halle Berry, Jim Broadbent ( Harry Potter y el Príncipe Mestizo), Jim Sturgess (21 Black Jack),  Ben Whishaw (El perfume), Hugo Weaving (El Señor de los Anillos, Matrix,…), Susan Sarandon, Hugh Grant (grata alegría al verlo fuera de la comedia romántica).
    Y la maravillosa y casi inédita oportunidad de verlos en incluso 5 papeles completamente durante la cinta, es un reto reconocerlos en algunos de ellos.
  3. Como decíamos, cada actor realiza la interpretación de varios personajes. Efectivamente, esto implica que hay varias historias que desarrollan en paralelo en la cinta, pero en diferentes lugares y épocas. El manejo de esta situación por parte de un director no es sencillo y hubo casos en algunos cines en los que la gente salía en mitad de la proyección, la impaciencia y el cine no son buenos compañeros. Merece la pena.
    Varias historias ( 6 en concreto ), necesitan sendas introducciones, desarrollo y clímax. El clímax por supuesto es séxtuple y merece la espera.
  4. La intención de desarrollar seis historias en paralelo no es otra que la de contar lo que podíamos llamar una metahistoria, que lejos de encontrar paralelismos en la trama, lo que nos conduce es encontrar dinámicas comunes en todas las historias y épocas. Lo que nos intentan hacer ver es cómo hay varios elementos en cada época, que se activan y articulan entre sí, directamente ligados a la naturaleza humana. Esto conduce a la existencia de roles y por tanto de personajes.
  5. Está basada en el libro homónimo “Cloud Atlas” de David Mitchell, que participa como guionista en la película. Fue Book of the Year en Reino Unido en 2004. Como suele ocurrir, seguramente querramos leerlo después y descubrir que el libro siempre es mejor que la adaptación.
  6. Es curioso ver la película sabiendo que ha sido grabada por separado durante buena parte del rodaje. Dos equipos en dos partes opuestas del planeta dirigidos por los Wachowsky y por Tom Tykwer , coordinándose entre sí.
  7. Gran parte del presupuesto provenía de fuentes independientes, lo cual puso en duda la continuación del rodaje, pero garantiza cierta independencia con respecto a la industria cinematográfica. En muchos países casi no tuvo difusión, como es el caso de España. Los efectos especiales no serán de lo mejor, pero están muy conseguidos y son muy originales en cuanto a concepto. Algunos de los artefactos que aparecen seguro que serán incluso visionarios.
  8. La banda sonora, Tom Tykwer además de dirigir también compuso gran parte de la banda sonora, que es algo completamente indisoluble a la película y que se mezcla con la trama, sobre todo en una de las historias que desarrolla la actividad compositora de un músico británico.
  9. Los lugares. Hay lugares impresionantes, tanto ficticios como Neo Seúl como Edimburgo o Mallorca para ambientar algunas de las islas que aparecen.
  10. La filosofía, siempre la filosofía. No podíamos esperar otra cosa de los Wachowsky, al igual que en Matrix, la filosofía se cuela sin querer en la trama. No podemos decir que de manera tan profunda, pero bueno, dentro de lo que ofrece Hollywood normalmente, no está nada mal.
    La relación de las historias a lo largo de diferentes cronotopos implica algunos conceptos como una especie de “efecto mariposa” en la historia. La bondad es algo inherente al hombre, y un pequeño gesto de bondad en el momento adecuado, traspasa las barreras del tiempo. Así las historias se van conectando a través de pequeñas migajas de una historia y época anterior.
    Se forma una poderosa combinación en alguna de las historias al puro estilo Matrix o Un Mundo Feliz, donde existe una población inconsciente que se despierta (a veces literalmente), descubre una verdad y quiere cambiarla de manera revolucionaria. Pueden apreciarse especialmente entre las últimas dos historias como tiene lugar el surgir de una religión, mucho más sencillo de lo que cualquier podría imaginarse.
    El dinero y el poder siempre en medio corrompiéndolo todo. El consumismo o la esclavitud son otros de los motores de las historias.

Bonus:  El humor. No todas las historias están contadas con igual contundencia y solemnidad. Hay alguna de ellas en clave de humor que no es para nada decepcionante. Aún así consigue transmitir su valor.

zkielphy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *