¿Existe el PSOE? La candidatura de Schrödinger.

Publicado por Ezequiel L –

Enciendo la televisión, y lo que me encuentro son espacios en blanco. Palabras vacías, y no sólo eso, sino hombres altos, robustos escapados de un curso de coaching, gritando y levantando al respetable público con sentimientos inoculados, como los que te provoca el cine dominguero de por la tarde. Capaz de levantar a tu madre de su asiento ante la captura del asesino. Son sentimientos inmediatos, de respuesta ante estímulos, imágenes, escenas y colores fácilmente asociables. Es cine del bueno. Del de antes.

Encuentro espacios en la televisión, en las noticias, en los periódicos, en las marquesinas. Espacios ocupados por un señor llamado Pedro no se qué más, la impaciencia por seguir mirando me impide leer el resto de su nombre,  rodeado por muchos de sus amigos. Y parecen muy felices.
No sé qué vende. A veces incluso tengo la sensación de que no es publicidad, pero ¿qué sería si no? ¿Será un coche? “Tienes 40 años y el aburrimiento del bienestar y la monotonía ha invadido tu hogar y tu matrimonio? – ¡COCHE NUEVO YA!”, “Un coche para ir al fin del mundo ( aunque nunca irás )”.

Aparece en la televisión, puedo ver sus labios moverse pero no puedo oír lo que dice. Sólo sonrisa, geometrías perfectas, frases cortas, ingenio y autosatisfacción tras cada punto. Todo parece tan ideal, colores, formas, mensajes, el público en perfecta empatía agitando las banderas. ¿Es un mitín o es un MacBook gigante lleno de gente superguay? Siento cómo vibra una pequeña parte de mí en simpatía que susurra: YO GUSTAR ÉL.

Enciendo la televisión, he trabajado duro, otra vez campaña electoral, ¡qué pesados son! Todos parecen iguales. ¿No existirá alguna opción moderadamente moderada pero achispada? ¿Podría existir algo equivalente a la Pepsi con limón? La Pepsi no estaba tan mal, y el limón es atrevido. Demasiada cafeína podría provocar insomnio. Me gusta el limón.

Pueblo andaluz, ya hace calor, el veranillo de todos los años, que se anticipa. Hay algún tipo de acto este fin de semana. Es una especie de verbena. Va mucha gente, reparten paella, algunos montaditos, una orquesta y una especie de himno. Alguien habla, un animador social. No está mal, parece enrollado, aunque no entiendo por qué se refiere a nosotros como ‘vosotros’ y por qué le caemos bien y nos quiere ayudar. Tampoco entiendo por qué van todos de rojo.
Creo que antes no se podía. En fin, el franquismo acabó, ya se puede hacer. ¡Ya está bien hombre!

Me despierto en mitad de la noche, sienes y almohada sudada. Estaba soñando algo, con una manifestación o algo. Algunas caras me suenan, como de los libros. Frente Popular decían. ¿Tendrá algo que ver con el Partido Popular?
O lo de frente vendrá de alguna guerra y lo de popular porque era el más famoso. Entre sueños, deslumbramiento con la pantalla del móvil me da por mirar la wikipedia:

En 1935, el PSOE participó en el Frente Popular, que aglutinaba a fuerzas republicanas de izquierdas, socialistas, comunistas y nacionalistas. Esta obtuvo un ajustado triunfo en las elecciones de 1936, pero su gobierno se vio interrumpido por el alzamiento militar del 18 de julio de 1936 y la posterior guerra civil. Durante el transcurso de esta, el PSOE constituyó uno de los cimientos de los sucesivos gobiernos republicanos. Francisco Largo Caballero y Juan Negrín, ambos dirigentes socialistas, ocuparon la presidencia del gobierno en esa etapa.

Qué rara y qué pesada es la política, siempre están igual. No sé distinguir lo de ahora de lo de antes.  Mañana sigo leyendo, me pesa la cabeza sobre el móvil y la almohada y no me gusta leer con un ojo.

El tomate sobre mi tostada me recuerda a algo que leí anoche. Eran cuatro letras. POSE,  no… cómo eraa… ¡PSOE! ¿qué significa?
Menos mal que hoy en día tenemos la wikipedia para saber cualquier cosa en el smartphone. ¡Qué avanzado mundo este! Veamos:

Fue fundado en 1879 por Pablo Iglesias y durante cien años se definió como un partido de clase obrera, socialista y marxista,5 hasta el Congreso Extraordinario de 1979, en el que abandonó el marxismo como definición ideológica.6 Se convirtió en uno de los dos partidos políticos mayoritarios de España, junto con el Partido Popular, habiendo gobernado el país durante la mayor parte del régimen constitucional iniciado en 1978, con las presidencias de Felipe González (1982-1996) y José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011).

Uff es interesante pero luego sigo leyendo. ¿Pablo Iglesias? Todo el día en la tele. Por lo visto su abuelo también estaba metido en el tema. Se convirtió en uno de los dos partidos de la democracia, recuerdo eso de las clases de historia del bachillerato. La Transición fue un proceso sagrado y casi perfecto que todos los países extranjeros estudiaban. Por algo sería. Pero de pronto todos fueron amigos y demócratas. De la noche a la mañana. Debió de ser una noche muy larga. Al menos el rey ahora es un tío de puta madre. También sabe a limón.

Dice mi vecino que por primera vez podría haber un diputado que ha sido un simple trabajador del campo.
“Menuda jugada electoral” pensé yo, sobre todo en Andalucía. “Menuda tontería” dijo él. Los vecinos, al igual que los cuñados, siempre suelen llevar razón. ” Un trabajador del campo querrá a alguien estudiado que vele por sus intereses, alguien que sepa hablar, no un muerto de hambre que se meta ahí para sacar provecho”.
Aunque me sentí confuso en un primer momento, fue arrastrado por esa lógica aplastante. A eso deben llamar “representante político”.

Ayer habló un hombre canoso, con cara de llevar dieta a base de marisco, bastante seguro de sí mismo. Se llamaba igual que aquel héroe que resuena aún en muchas casas trabajadoras. Felipe González, el hombre que no nos quería meter en la OTAN pero que se vio forzado a hacerlo. También Zapatero, de este sí me acuerdo, hizo un montón de cosas buenas, mientras había dinero. Pero no hubo demasiado. Todos apoyan a Pedro.

Pedro tiene el apoyo de mucha gente. Él quiere ayudar a los trabajadores. Él apoyaría incluso a los que no quieren ayudar a los trabajadores, o a los que quieren ayudar a los trabajadores indirectamente a través de lo que están dispuestos a hacerles trabajar un poquito más para que a la larga ser trabajador sea mejor, aún siendo más trabajador, para ayudar a los trabajadores a la larga. Él sería presidente de España, pero sólo como daño colateral inevitable. Los trajes ya los tenía de antes.

Su partido estuvo dispuesto a pactar, a renunciar a la vieja rancia izquierda, las clases y el marxismo están pasados de moda. Hoy lo que se lleva son las medias tintas y las colecciones de temporada ( 15 concretamente ) de Zara.
Todo sacrificios por entrar en el magnífico juego democrático y por mirar a una Europa llena de colegas en el centro, que caen bien a todo el mundo. Tal vez se quejaría alguien, pero una asociación vecinal no es un banco.

Pedro piensa que él es la izquierda. Que él es de izquierdas. Otros son derechas o izquierdas, pero dentro de la izquierda son más radicales o menos izquierdas que él. Pedro es guapo.

He leído en un periódico, (seguro que es poco imparcial, pero aún así merece la pena leer de vez en cuando), que lo que distingue a centro-derecha y a centro-izquierda es el uso prioritario de los fondos para causas más sociales o menos sociales. Así que si no hay dinero, los dos son empujados hacia el centro como cuando tiras de la cadena. Supongo que en el centro hay un euro. Entonces ¿existe el PSOE?

Entonces, dice mi yo interior y desconfiado de las mañanas de los lunes, el PSOE pretende explotar un sistema capitalista ( he buscado qué significa capitalista en wikipedia y coincide ) para recoger las migajas y convertirlas en beneficios para la clase obrera, para que no sea obrera sino media, aunque siga trabajando más para consumir más y aunque ser obrero no tenga nada de malo, mientras no se sea pobre.
Pero entonces… el PSOE debería llamarse PSME , porque la clase obrera sería media, ¿ o es que la clase media no existe? Bueno, digamos que existe. Alimentando el capitalismo para poder alimentar las políticas para la clase obrera con lo que produce para que se convierta en clase media, ¿no estaremos precarizando la clase obrera (futura clase media) y aumentando el espacio que hay entre clases, provocando que la clase obrera sea menos media y más obrera?
Así sería evidente que sí que existen clases, ¿pero existiría marxismo al que renunciar? Tal vez no porque si no hay lucha de clases… Si al menos toda la clase obrera fuera media, no habría tanto por lo que luchar, aunque una clase obrera inconsciente tampoco lucharía, y mucho menos si no está unida, sin consciencia tampoco hay unidad.
Aunque si no tienen consciencia de clase obrera, ¿por qué votarían al PSOE? Que además de socialista (no desde 1979) y español (ahora más), también es obrero. Deberían votar al PSME, pero aún no existe.

Creo que me he mareado. Como decía mi abuela, cuando algo es tan complicado como el PSOE, lo más probable es que no exista. Pero ella era del PSOE.

Schrödinger diría que algo complicado es que algo pueda existir y no al mismo tiempo. Es probable que estemos en este momento. El 26-J lo sabremos. Esperemos que no huela a gato muerto.

zkielphy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *